Blog

Trato Simple
09/02/2018
Construcción-Generales No hay comentarios

¿QUÉ ELEMENTOS HAY QUE TENER EN CUENTA PARA ELEGIR LA MEJOR VENTANA?

ALUMINIO, ¿por qué elegirlo?

Hay un sinfín de razones por las que escoger aluminio para los cerramientos de una vivienda, como por ejemplo:

Aislamiento térmico:  la estanquidad al aire debe tener un valor A3 o superior en todos los casos.
El acristalamiento con cámara de aire mayor a 12 mm. Cuanto mayor sea la poliamida y más baja la altura del perfil de aluminio, mejor.  Gracias al sistema de rotura de puente térmico y a su sistema de juntas, a la esbeltez de sus perfiles (el 85% de la ventana es vidrio), las ventanas de aluminio alcanzan grandes niveles de aislamiento.
Aislamiento acústico. Cuánto mayor espesor de pared del perfil y de la junta central, mejor.

El aislamiento al ruido depende de tres factores:

1.       El nivel de estanquidad al aire de la ventana

2.       El nivel de aislamiento acústico del acristalamiento

3.       La instalación en obra

 

Aspecto visual de la superficie: El aluminio es la solución que permite más variedad. El lacado de poliéster ofrece más de 200 acabados ( lisos, rugosos, color madera..), el anodizado es un acabado metálico muy resistente y también el Bicolor, con dos tonalidades diferentes. 

Protección del medio ambiente: El aluminio es un mineral que se obtiene de la bauxita (el segundo elemento más presente en la corteza terrestre). Es reciclable tantas veces como se quiera sin perder sus propiedades. De hecho, en la actualidad, más del  70% del aluminio utilizado en Europa proviene de las plantas de reciclado.

Dimensiones: En función del herraje y del espesor de las paredes, el aluminio permite realizar grandes huecos con perfiles esbeltos. 

Durabilidad: El aluminio es muy resistente a la intemperie y sus acabados anodizados y lacados también. Hay ventanas de aluminio con más de 40 años en funcionamiento. El aluminio termo lacado (calidad marina) u anodizado (20 micras frente al mar), tienen la mejor resistencia a la intemperie, a condición de tener una limpieza mínima anual con agua y jabón.

El otro elemento básico para la durabilidad es la calidad de los herrajes ya que la calidad de los mismos determina la durabilidad.

Estética: Las características del aluminio, su ligereza, resistencia y facilidad de extrusión y la calidad de sus acabados permiten diseños más estilizados que otros materiales.

Mantenimiento: Para mantener el  aluminio en buenas condiciones basta con limpiarlo con un paño suave y agua jabonosa.

Comment

dieciseis − 13 =